Cómo empezar a ahorrar: Una guía para amigarte con el chanchito

Para empezar a invertir necesitás un capital sólido. Por eso, antes de ayudarte a obtener ganancias, queremos ayudarte a obtener ahorros.

Siempre es de gran utilidad aprender algunas estrategias de finanzas personales. Ya que estas nos ayudarán a administrar nuestro capital de una mejor manera, mejorar nuestra relación con el dinero y salir lo menos perjudicado posible ante una posible crisis económica.

A continuación, desarrollamos algunos puntos clave a tener en cuenta si se quiere empezar a ahorrar dinero.

Antes de guardar un centavo, pensá en tu objetivo.

Ya sea planear un viaje, emprender un nuevo negocio, estudiar o prevenir cualquier emergencia necesitás establecer una meta clara: con una cantidad exacta de dinero y un límite de tiempo para recaudarlo.

Lo que no se mide, no puede mejorarse.

Es importante hacer un seguimiento del dinero que ingresa y egresa a tu capital total. Así, podés determinar cuáles gastos son fundamentales y cuáles son simples caprichos.
Una vez que diferencies tus gastos, deberías pasar algunos meses sin comprar cosas que no necesitás. Esto, además de acomodar tus finanzas, te ayudará a determinar si realmente podés vivir sin consumir determinados productos o servicios.

Presupuestos: Una excelente herramienta para controlar tus finanzas.

En un principio, el presupuesto que generes debería ser diario para que te permita ordenar tu economía rápidamente. Al repetirlo durante un mes, se convertirá en un hábito que podrás sostener en el tiempo.

En una segunda etapa, el presupuesto puede convertirse en mensual y podrás empezar a pensar en función de si tus metas son a corto, mediano o largo plazo.

Los gastos que tienen mayor prioridad en tu presupuesto son los indispensables: el alquiler, la hipoteca, los alimentos, servicios básicos, etc.
Recordá corroborar que los gastos de tus tarjetas de crédito no superen el 30% de tus ingresos.

La regla del 70/30 es una herramienta excelente para armar presupuestos. Del 100% de tus ingresos debés separar el 70% para gastos fijos y extraordinarios. Y a la cantidad restante, dividirla en tres porciones de 10% destinadas a ahorros a largo plazo, un fondo de emergencia e inversiones respectivamente.

Costo de oportunidad y gestión de tiempo

Es importante que analices el costo de oportunidad al momento de realizar una compra. Osea, que tengas en cuenta la relación entre lo que sacrificás y el bien o servicio obtenido. Uno de los activos más importantes que tenemos es el tiempo, y paradójicamente, es el que menos cuidamos.

Un gran inversor es aquel que entiende lo sacrifica en cada operación y cuán rentable será en su futuro.

Nuestros profesionales, podrán asesorarte para que con el menor sacrificio obtengas el mayor margen de ganancias posibles.

Si estás interesado en invertir con Viner contactanos y al instante responderemos.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Listo para invertir con nosotros?

Hagamos crecer tu inversión

Copyright 2021 © VINVER. Versátil Inversiones y Transacciones S.A.
ALYC N° 348 CNV / ACDI N° 83 CNV