Tiempos de crisis en el mercado: ¿En qué conviene invertir y en qué no?

Cada movimiento, cada acción de las empresas o de los gobiernos tiene un impacto inmediato en los valores de la bolsa, y para comprender la situación financiera internacional, debemos verla en conjunto con lo que está sucediendo a nivel mundial.

Estados Unidos, Inglaterra y los países europeos están experimentando importantes subas en las tasas de interés. Esto, por un lado, se da como consecuencia de la inflación generada por las emisiones de los bancos centrales a raíz de la pandemia de COVID-19 y por el otro lado, por la guerra entre Rusia y Ucrania. Rusia es el segundo productor de petróleo en el mundo después de Estados Unidos, y también es un importante productor de trigo, maíz, aluminio y gas; junto con Ucrania producen 20% del maíz mundial y 30% del trigo en el planeta. La guerra ha generado un aumento en el valor de los commodities, principalmente los de energía (petróleo, gasolina, carbón, gas), seguido por las de metales y recursos agrícolas, y se espera que los precios sean muy fluctuantes.

El aumento en la tasa de interés de medio punto, del que habla Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, y al que adhieren los funcionarios del Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, es un recurso al que se acude para inhibir el consumo mientras se estabilizan los precios al público general. Estos aumentos generan un encarecimiento del dinero, por lo que se aumenta el valor de los préstamos, pero también lo hace el rendimiento del dinero al mantenerlo en el banco. En otras palabras, es una medida que fomenta el ahorro, en este caso para cuidar los precios.

Todo esto ha generado alertas en inversores de todo el mundo, ya que un aumento en los intereses representa dificultades para que las empresas y particulares puedan acceder tanto a los recursos como materias primas. Las principales industrias afectadas serán las relacionadas con la tecnología.

Con toda esta información, las proyecciones a futuro, y de acuerdo con la opinión de distintos expertos, se recomienda reducir la exposición a inversiones que buscan coberturas en el corto plazo, como las de las compañías tecnológicas.

Si se busca invertir, la alternativa más segura es apostarle a las inversiones que mantienen demandas estables, como las pertenecientes a las industrias de consumo no discrecional (alimentos, supermercados, etc.), a las de salud y servicios públicos (gas, agua, electricidad) y telecomunicaciones. Estas compañías producen y brindan servicios de primera necesidad, por lo que independientemente de la situación económica por la que se esté atravesando, van a seguir reportando ganancias. Suelen ser llamadas “Compañías defensivas”.

Algunas de las empresas defensivas en las que se puede invertir a través de CEDEARs son Procter & Gamble (PG), Coca-Cola (KO), Wal-Mart (WMT), Johnson & Johnson (JNJ) o McDonald´s (MCD).

Ante cualquier duda ponete en contacto con nosotros. Estamos para asesorarte y ayudarte a cuidar tu dinero.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿Listo para invertir con nosotros?

Hagamos crecer tu inversión

Copyright 2021 © VINVER. Versátil Inversiones y Transacciones S.A.
ALYC N° 348 CNV / ACDI N° 83 CNV